Con el frío parece que apetece más que nunca sacar partido a nuestro hogar. Salimos del trabajo deseando llegar a casa y disfrutar de todas sus comodidades. Y también somos más hogareños los fines de semana. Es época de cine en casa.

cine en casaPor eso, también es una época en la que nos apetece invertir nuestro dinero en ocio de interior, estrenar algún equipo, mejorar el audio, cambiar la televisión por una con más prestaciones…

Tener una sala de cine en casa dejó de ser hace tiempo un lujo para unos pocos. Hay muchos tipos de salas, con precios diferentes, para adaptarse a nuestras necesidades. Puedes tener butacas de cine con una pantalla enorme en una sala exclusivamente de cine, o adaptar tu salón para que las películas se parezcan lo más posible a las que vemos y escuchamos en un cine comercial. Todo vale.

Algunas opciones para montar, o mejorar, nuestro cine en casa ¿Qué necesitamos para convertir nuestro salón en un pequeño cine?

Audio

“Del bueno”, y repartido convenientemente por la estancia. Hay conjuntos de audio y vídeo que se venden en packs y que salen bastante económicos. Con ellos nos aseguramos la compatibilidad entre productos. También tenemos la opción de montarnos nuestro propio conjunto, con más o menos altavoces, según creamos que vamos a necesitar. O hacer una inversión inicial y añadir más altavoces en cualquier momento, siempre teniendo en cuenta que todos deben ser compatibles entre sí. Pero que no se te olvide adquirir un subwoofer de calidad, es esencial para un sonido de cine.

Si buscas un conjunto de calidad con un precio asequible, hay muchas marcas a tu alcance, seguro, pregúntanos.

Suele ser habitual un home cinema 5.1: con 2 altavoces traseros, 2 altavoces delanteros, 1 central y 1 subwoofer. Pero hay más opciones. Con el 7.1 podrás conseguir un sonido aún más profesional. El cine en casa 2.1 se adapta muy bien a cuartos pequeños, por ejemplo. Lo importante es tener en cuenta la habitación en la que vamos a colocar nuestros altavoces.

cine en casa

Conjunto Onkyo 5.1

 

Vídeo

Qué importante es la imagen… ¿verdad? ¿Te cabe una pantalla en el salón? Siempre puedes dejarla oculta mientras no la estés utilizando. O hacerte con una TV de “ciertas” pulgadas, en sustitución. Debemos intentar que la pantalla sea grande porque si no… no parecería un cine, ¿verdad?

Si vas a adquirir una pantalla con su proyector, ten en cuenta que las opciones son amplias. Hay pantallas de proyección de cine en casas motorizadas, fijas o manuales. Pero también hay amplitud de pulgadas entre las que elegir. Puedes adquirir una pantalla de 80” o una de más 120”. Si preguntas a un buen profesional te aconsejará con facilidad teniendo en cuenta las características de la sala donde se vaya a ubicar. Mejor no equivocarse porque tan malo es pasarse de mucho… como de poco…. en este caso.

Y la resolución del proyector es muy importante, al igual que el tipo de imagen. Debemos elegir si la queremos 3D, o Dolby Atmos,… ¿Cuántos lúmenes necesito? La elección de características es amplia, pero mínimo Full HD, por favor.

Ya tengo mis altavoces, y mi pantalla, ¿qué me falta?

Nada. O sí. Depende. ¿Te gusta cómo suena tu cine en casa?

En el mercado existen multitud de aparatos (receptores AV, barras de sonido, etapas de potencia, etc.) con los que a lo mejor puedes ayudar a potenciar el sonido de tu home cinema. Quizás te falte alguno. Si tienes dudas, pregúntanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies