Pantallas cine en casa

Sala cine comercial

La primera proyección de cine en España fue a finales del siglo XIX, nada que ver con las grandes salas de cine de hoy en día pero muy llamativas en su época. Con los años fue aumentando la calidad, haciéndose más grande, mejorando el sonido y la comodidad… hasta llegar a la actualidad con salas enormes donde caben incluso 1.000 personas con pantallas de por ejemplo 25×10 metros, como es el caso de la sala 25 de los cines Kinépolis de Madrid. Pues bien, pantallas cine en casa de esta envergadura no podemos conseguir, está claro, pero sí podemos alcanzar la misma calidad de imagen y de audio y todo ello mejorando la comodidad de la estancia montando un home cinema perfectamente equipado.

Uno de los elementos más importantes y vistosos de nuestro cine en casa será la pantalla por lo que merece la pena meditar con detenimiento cuál escoger.

Pantallas cine en casa: tipos y características

Lo primero que debemos tener claro es si queremos una pantalla (con su proyector, por supuesto) o un televisor de gran tamaño. Ambas opciones son correctas dependiendo del uso que le vayas a dar. Quizás cuando uno se imagina un home cinema nos viene a la mente la imagen proyectada en una pantalla, como en los cines comerciales, pero con una televisión de calidad y de un tamaño considerable también se puede montar uno un buen cine en la habitación elegida.

Pantallas cine en casa

Pantalla manual Lumene Plazza 2

Es importante tener en cuenta la distancia con la que contamos desde la imagen hasta los asientos, con ello podremos calcular el número de pulgadas por el que debemos optar.

Hoy en día son muchos los modelos de pantallas cine en casa entre los que podremos elegir. ¿Queremos pantalla fija, o qué se despliegue solo cuando la necesitemos? Y dentro de las pantallas que se despliegan podemos optar por una manual o una eléctrica, para bajarla más cómodamente.

Si optamos por una pantalla desplegable quedan claras sus principales ventajas: no ocupa espacio si no está en uso y no molesta en la estética de la habitación, pero las pantallas fijas en ocasiones se deterioran menos por no darles “tanto trote”. Todo hay que tenerlo en cuenta.

Pantallas cine en casa

Pantalla motorizada Vutec

Y, tanto unas como otras, para una mejor adaptación al espacio suelen dar la posibilidad de instalarla anclándola en la pared o en el techo pero, muy importante, antes de decidir dónde colocarla ten en cuenta la luz de la estancia ya que la dirección de la luz puede influir directamente en la correcta visibilidad de la imagen.

Algunas personas, las menos, pero quizás es tu caso, piensan que les va a venir bien trasladar la pantalla de una casa a otra, en vacaciones, por ejemplo. Para estos usuarios hay algunos modelos de pantallas para proyección portátil a los que puedes echar un vistazo.

Una de las grandes ventajas de montar un cine en casa hoy en día, tanto en pantallas fijas como desplegables o con televisiones de grandes pulgadas, es la variedad de tamaños entre los que se puede elegir. Esto en ocasiones supone un problema para el comprador que no sabe cuál es su mejor elección pero, no lo dudes, contacta con nosotros y te ayudaremos.

Pantallas cine en casa

Y cuando lo tengas todo listo… a preparar el bol de palomitas… y a disfrutar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies